Colonoscopia

Colonoscopia

La colonoscopia y rectosigmoidoscopia son procedimientos que han venido reemplazando las técnicas radiológicas con medio de contraste para el estudio del recto y colon. El desarrollo de los instrumentos y perfeccionamiento de la técnica han permitido que el concepto sobre la colonoscopia, de ser un procedimiento agresivo se haya convertido en un examen sofisticado, socialmente aceptado.

Obviamente las características propias del colon y el hecho de ser una técnica invasiva requieren de experiencia para la realización del procedimiento.

Por favor descargue e imprima el consentimiento lealo y entreguelo firmado el día de su procedimiento.

preparacion preparacion travad consentimiento recomendaciones

Pacientes con síntomas digestivos tales como cambios en el hábito intestinal, cambios en las caracterísiticas de la materia fecal, distensión o dolor abdominal, sangrado digestivo bajo (sangre sola o con la materia fecal). Pacientes con anemia crónica, deterioro de sus condiciones genereles y/o pérdida progresiva de peso Paciente con enfermedad previa para control y seguimiento Paciente con riesgo mayor para cáncer del colon y el recto
Dilataciones o colocación de stents por estrecheses Control de sangrado producido en el colon Resección de pólipos o lesiones malignas o con potencial maligno superficiales Extracción cuerpos extraños
Por lo general, la colonoscopia y la polipectomía son procedimientos seguros cuando son efectuados por médicos expertos capacitados en la realización del procedimiento.

Una de las posibles complicaciones es la perforación o el desgarro de la pared intestinal, que pueden requerir cirugía. En el sitio de la biopsia y la polipectomía puede producirse sangrado, aunque generalmente éste es menor. El sangrado puede detenerse espontáneamente o puede ser controlado por medio del colonoscopia, y rara vez se requiere de seguimiento médico. Algunos pacientes pueden presentar una reacción a los sedantes, o bien experimentar complicaciones por enfermedades cardíacas o pulmonares.

A pesar de que no es común que se presenten complicaciones después de una colonoscopia, es importante reconocer las señales tempranas de las mismas. Si usted advierte dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, o bien sangrado rectal, comuníquese con su médico.

Si tiene dudas o interrogantes no olvide preguntarlos antes de iniciar su examen.